Navarra, con su amplio abanico gastronómico, es una tierra que emociona paladares. Se define por el valor de lo auténtico, el placer de comer y degustar los más exquisitos productos.

El Reyno de Navarra nos deleita con una variada oferta en todos los sentidos, brindándonos multitud de colores, paisajes, tradiciones… acompañados siempre de la gastronomía más distinguida.

palaciodearozteguia.dibujo.033.post

Fotografía cedida por “Restaurante Europa”.

La geografía navarra nos invita a viajar por un mundo de sensaciones servidas a la mesa con un mimo especial y con la misión de satisfacer paladares. De la mano de cocineros de reconocido prestigio, nos presenta desde los platos más tradicionales hasta los más innovadores, siempre con invitados de lujo, muchos de ellos con denominación de origen: los mejores productos navarros alineados para ofrecer un delicioso desfile a los comensales.

palaciodearozteguia.dibujo.034.post

Fotografía cedida por “Restaurante Europa”.

Empezando por las “estrellas” de la huerta de Navarra (alcachofa, espárragos, pimientos, borraja, cardo… ), y continuando por una gran variedad de productos micológicos y de carnes (caza, cordero, ternera), pasando por los lácteos (quesos de Idiazábal y Roncal) y dulces típicos, para terminar con el pacharán, todo ello acompañado de los mejores vinos de las renombradas bodegas navarras. Todos estos productos desfilan por la alfombra roja de los platos navarros.

palaciodearozteguia.dibujo.035.post

Fotografía cedida por “Restaurante Europa”.

Bajo el amparo de la denominación de origen navarra, los productos de esta tierra entran en escena para ensalzar nuestra cultura gastronómica siempre con las premisas de frescura, natural, auténtico, tradicional y alta cocina. Un universo de sabores a lo largo de toda Navarra.

 

Esta entrada también está disponible en: EUSKARA